Friday, December 28, 2007

The Black Carpet



Por alguna razón, la idea de abrir mi botella de champagne y comer Doritos frente a mi MacBook la noche del próximo 19 de Enero no suena tan apasionante como hacerlo frente a mi precioso televisor de alta definición y pantalla plana de 32 pulgadas.

Oh, well.

Quizás no tendré alternativa cuando llegue el día de la entrega de los Golden Globes, si lo que sugiere The New York Times en su edición de hoy resulta ser cierto y la ceremonia- o el comienzo de mi propia cuaresma religiosa, que terminará el 24 de Febrero con la entrega de los Oscar- se ve reducida a su mas mínima expresión por la huelga en que se encuentra el sindicato de guionistas y escritores.

Si Julia, J.Lo o Nicole envueltas en Dior, Chanel y Balenciaga aparecen en la Red Carpet este año, han amenazado los escritores, serán recibidas tanto cariño como Hugo Chávez en la Casa Blanca o Anna Wintour en alguna convención de PETa.

Por eso lo organizadores están pensando transmitir el evento no por televisión, sino a través de Internet, o, peor aun, convertirlo en una fiesta “privada” sin cámaras.

Oh, well.

La huelga en cuestión, que ya lleva ocho semanas, me tiene confundido.

Mi reacción natural es defender a los escritores, que buscan recibir ingresos por re-runs de películas y series, su transmision en Internet y la venta de DVD.s.

Suena justo, ¿No?

Eso pensé hasta hace unos días, cuando, en una comida, terminé sentado junto a una productora de un segmento de Saturday Night Live que esa misma tarde había sido despedida junto a otros 400 empleados del programa, de tramoyistas a maquilladores, porque la huelga en cuestión literalmente acabó con el programa.

“Esta es una pelea entre millonarios”, dijo mientras comía una ensalada, que, supongo, era lo único que podía costear a partir de entonces, “La mayoría de los escritores en huelga ya ganan una fortuna, y están enfrentados a productores y ejecutivos avaros que también ganan millones”.

Nota: según The New York Times, el salario promedio de un escritor en Hollywood es $200,000 al año.

Hmmm…Debería escribir guiones. ¿Qué tan difícil puede ser escribir otra comedia con Matthew McConaughey y Kate Hudson o cualquiera de las últimas películas de Nicolas Cage?

Según dicen, si la huelga continúa toda la nueva temporada televisiva se verá afectada, y usted y yo quedaríamos condenados a un limbo de realities y talk shows.

Oprah, Tyra, Tila Tequila, American Idol y Dancing with the Stars…forever.

Que Dios nos pille confesados. The Red Carpet goes Black.

3 comments:

Anonymous said...

Anoche vi The Devil Wears Prada.
Me di cuenta que esta orientada a gente que por lo menos sabe lo que es el Vogue. Me rei y me rei cuando la asistente pide que le deletreen D&G, jajajajaja.

A ver como periodista: escribirias en Vogue?
Jajajaja. Tarea para la casa.


Lluvia ... me acuerdo una noche esperando taxi en NYC, afuera de un D&L. Quede como sopa.-

Manuel Santelices said...

Pero que preguta? Claro que escribiria en Vogue!! Feliz...He visto The Devil, y la he visto de nuevo, y de nuevo, y de nuevo...Meryl Streep es un genio.
Happy New Year!

Mona said...

Well written article.