Monday, January 11, 2010

Ahhh, the single life…


Mi pasaporte dice que soy soltero. Lo mismo mi declaración de impuestos, mis papeles de salud y mis documentos de inmigración.

¿Estado civil?, me pregunta cualquier burócrata con mirada desconfiada, y me veo obligado a mentir una vez más.

Soltero.

Y el burócrata queda feliz. Igual que el político, el cura, el abogado y el señor del tele marketing que llama a las horas mas inoportunas del día para preguntar si mi “señora” está disponible.

Esta semana comenzó en un tribunal de San Francisco un juicio para decidir si los votantes de California tenían o no derecho a definir el matrimonio estrictamente como la unión entre un hombre y una mujer.

Quién sabe si tenían o no el derecho. Eso lo decidirá el juez.
Pero antes de que se dicte sentencia, me gustaría, desde mi escritorio, levantar la voz y hablar sobre la vida de dos solteros: yo y Mr. D.

Yo y Mr. D cumpliremos en Marzo diez años juntos y nueve y medio de convivencia. No tenemos hijos, pero tenemos dos gatos a los que adoramos y seis sobrinos- dos por parte mía, cuatro por parte de él- que son parte fundamental de nuestra vida.

En la última década, hemos sobrevivido el ataque del Once de Septiembre, dos graves enfermedades, la Gran Recesión del 2009 y la extirpación de todos los dientes del gato más gordo.

Yo lavo la ropa interior de Mr. D, y él, en parte de pago, soluciona cualquier problema que pueda tener con mi computador.

Yo me aseguro que tenga su whisky favorito, y él, aunque creció en New Jersey y estudió en Boston, me cocina “pastel de choclo” y otros platos chilenos que aprendió a preparar en nuestras visitas anuales a Chile.

Yo celebro las fiestas judías con su familia, leo pasajes del Talmud durante “passover” y sostuve a su sobrino, con solos días de edad, durante su circumscisión. El adorna nuestro árbol de pascua, para que yo no eche de menos la Navidad.

Cuando estoy triste, Mr. D me abraza o, si es necesario, me deja solo y en silencio.
Cuando él esta triste, le toco la cara y le digo que todo va estar bien.

Mr. D hizo reír a mi ahijada hace unas semanas, sentado en el jardín debajo de un árbol. Yo, por mi parte, le enseñé a nadar a su sobrina, cuando todavía era una niñita, en las vacaciones que pasamos con toda su familia en una isla a las afueras de Savannah.

La mamá de Mr. D fue a Chile y recorrió el país de norte a sur con mis padres. Mis padres pasaron la noche de año nuevo del 2006 con la mamá de Mr. D en Atlantic City, y en esa misma oportunidad todos nos reunimos en nuestra casa a celebrar una inolvidable navidad.

Hace años, Mr. D me mostró la casa donde nació, el colegio donde estudió y me llevó a comer hot dogs en el “boardwalk” de la playa donde iba cuando niño. En Santiago, lo llevé a la casa donde nací, le mostré el colegio donde estudié y paseamos juntos por las calles de La Reina donde aprendí a manejar.

Cuando nuestro hamster, Jr., murió, fuimos juntos al Hudson y lo lanzamos solemnemente al río. Y ahí nos quedamos, entumidos en el frío de Diciembre, esperando que nuestro querido muertito llegara al mar.

El dice que no habría podido crear su empresa sin mi apoyo. Yo me pregunto a menudo donde estaría yo si él no hubiera aparecido.

A veces nos aburrimos juntos. Otras peleamos. Y en el verano recorremos Prospect Park en bicicleta.

Mr. D duerme al lado derecho de la cama y yo al izquierdo, con nuestro gato, Luther, instalado entre los dos. Eso, durante una década.

A veces, cuando es tarde de noche y estamos los dos en cama mirando la televisión, Mr. D se pone nostálgico y me dice que no puede creer cómo ha pasado el tiempo, que nos estamos poniendo viejos. Y yo le digo entonces que no, que no estamos viejos, que nos queda mucho por delante, y después nos quedamos dormidos tomados de la mano y con el televisor encendido.

Y luego comienza otro día. Le doy un beso antes de que parta la oficina, le digo que maneje con cuidado, y después preparo un café y me siento en mi escritorio a trabajar.

Esa es, supongo, la vida de dos hombres solteros.

33 comments:

Jose Simian said...

Buenísimo, Manuel. (Lo digo como un feliz hombre casado, claro).

Marisol said...

Qué linda y contundente columna (Y lo digo como una soltera).

Madame Defarge said...

Just like you, my friend... beautiful.

cucha said...

LOS AMO!!..y lo digo como digna y privilegiada hermana y cuñada

La Semana Fantástica said...

Llegué aquí de la mano de una amiga común, Inés, en BsAs, y me voy a quedar un rato...
Saludos,
E.

Ximena said...

Cualquiera quisiera esa vida de "solteros "
Creo en el amor...en las personas que deciden llevar una vida juntos....Es maravilloso como estan. No se necesita nada mas......No es facil encontrar the one.....Felicidades !!

Ignasi said...

Gracias por escribir palabras tan bellas. Un abrazo desde Barcelona.

Anonymous said...

Buenísimo post... Me encantó.

Andreia said...

Me emocionó mucho esto que escribiste. Me recordó a mis padres, ellos son así.
Las definiciones y formalidades del mundo son tan poco relevantes despues de entrar un rato en tu vida cotidiana...me dejaste pensando profundamente

Anonymous said...

Un amigo envió a mi correo tu blog. Después de leerlo, te quiero felicitar por lograr trasmitir tanta vitalidad y alegria. No podia dejar de pensar, haciendo un paralelo mientras leia, que ojala yo y mi Mr. F nos sigamos cuidando el uno al otro para estar muchos años juntos. Un abrazo desde Chile.

Bárbara said...

Hermoso!

Ji said...

Llegué acá porque un amigo puso tu link en twitter. Y debo decir: el señor D tiene hermanos o primos? :P

Preciosa tu columna, destila amor en cada línea. Espero conseguir algo así de verdadero algún día. Te envidio, y te felicito. Excelente tu columna!

Anita I.Beroz said...

Me encanto lo que escribiste, me produjo algo asi como ternura.
Es lo mismo que siento por mi marido,ya que llevamos como 40 años juntos.
Un abrazo grande y espero que sigan juntos muchos años mas

Ivan Nunez said...

Gracias por compartir tu experiencia.

Me identifico completamente con tu historia. Yo llevo 23 años com mi pareja. Como tu, nuestras familias han sido una parte integral de nuestra vida. Hemos compartidos triunfos, viajes, compra de un hogar, y muchas celebraciones de todo tipo. También nos hemos sentido adoloridos por la muerte de seres queridos, nos hemos cuidado durante enfermedades y peleado cuando se agota la paciencia.

En el 2000 tuvimos la oportunidad de ir al Canada para casarnos. Somos un matrimonio legal allá, pero en Minnesota, donde vivimos, eso no tiene valor.

Amor tenemos. El respaldo de familiares y amigo, tenemos. Lo que queremos es igualdad legal. Somos ateos, asi que no me importa en absoluto que las religiones nos acepten. Es más, yo las respeto pero no las acepto porque las veo como una fuerza destructiva.

Lo que quiero es que mi pareja pueda recibir my seguro social y pensión de trabajo cuando yo muera. Quiero que mis bienes sean reconocidos como de el. Quiero poderlo incluir en mi seguro médico. Quiero el reconocimiento legal de este pacto de amor que hemos mantenido hasta ahora y que seguiremos hasta la muerte.

Hector Salgado said...

Gracias por compartir tu historia. Llevo 23 anos casado,tengo dos ninas y soy un hombre feliz. Vivo en el Bay Area, donde historias familiares como la tuya, son cada dia mas comunes y parte de nuestra comunidad. En Chile falta mucho por hacer, ojala el voto de manana no nos aleje mas de lo que estamos.

Vale said...

Muy lindo. Gracias por compartirlo.

Manuel Santelices said...

Gracias a todos por sus comentarios, de verdad los aprecio y me alegra haber tocado un tema que no es mio, sino de todos.
Un abrazo

jaimev11 said...

Buenisima columna Manuel, muestra una vida feliz. Fácil de imaginar, difícil de lograr.

Anonymous said...

Que ganas de tener una relacion asi....
:(

Anonymous said...

Con Mr P hemos sorteado, dos cirugías, cinco años de estudios, dos cambios de casa, tenemos una gata, por lo pronto debo encontrar trabajo ó cambiarnos de ciudad. La vida continúa ...
Cariños miles desde el caluroso norte de Chile
R
p.d. es cierto lo del mail ? , jajajaja

Cristian said...

Me gustó lo que leí. Me siento muy identificado con mucho de lo que describes, y al igual que tu, creo que aun queda mucho que vivir.
FELICIDAD POR SIEMPRE!!

urbatecto said...

yo estoy trabajando en algo así jejejeje, aunque recien llevamos 2 años y algo...
gracias por tu columna!!!

Sebastián Soto-Chacón said...

Todo lo que lei, lo vi, con una sonrisa y un poco emocionado, que linda vida de solteros.

un soltero mas.

Pamela said...

Te aseguro que tienen una vida más plena que muchos matrimonios que conozco. Un beso como siempre querido Manuel

claudizio said...

lindo texto.... yo llevo casi 4 años conviviendo con otro hombre soltero. y ambos cuidamos a mi padre y cocinamos, y dormimos juntos... pero ojo!!!!, somos solteros...

titomarchant said...

TE PASASTE!!
BELLA COLUMNA!

Angie said...

Hola, leí tu columna gracias a Twitter y me llamó bastante la atención. En verdad nunca miré una relación entre dos hombres de esa forma y me alegra haberte leído ya que cambió de alguna manera mi percepción.
Muy linda historia y ojalá yo pueda mantener una relación como la de ustedes.

AlitA said...

Hola, lei tu columna gracias a twitter. Y digo gracias, porque me emociono muchisimo. No se en que momento, nuestro cuerpo, nuestra alma, nuestro ser se convirtieron en propiedad publica, en datos estadisticos, en patrimonio estatal. Estoy enamoradisima de mi novio Cristian, y no hay un dia que no agradezca haberle conocido, al hombre, al amante, al ser humano que el es. Nadie tiene derecho a inmiscuirse en nuestro corazon, en nuestros destinos. Ustedes son y seran siempre una bella familia y pareja, mas alla de lo que cualquier papel o ley dictada entre las cuatro paredes del intelecto puedan decir. Un gran abrazo.@acortessc

Anonymous said...

Como muchos otros por aquí encontré tu blog pot Twitter y de verdad sé que así son las cosas en nuestro mundo. Para bien y para mal. Y desearía que cambiara para mejor, para no tener tristeza cuando escucho a una chica ex pareja mía decir que el matrimonio es demasiado sagrado para nosotros los homosexuales...
Tal vez así, si la ley cambiara, cambiaría la forma de pensar de los demás y por fin dejáramos de encontrarnos con historias tristes de autorechazo como la suya para ver más de amor como la tuya.
Toda la suerte del mundo para ti y tu Mr. D.
@kikyo88

Marina said...

Hola,
llegue a tu columna por un posteo en el face... al leerla sentí lo hermoso que es el amor... yo quiero una vida como esa, gracias por compartirla.
Jamás pensé en la problemática de ser "soltero"... muchos tomamos la opción de vivir en pareja y no casarnos, pero es nuestra opción... y comparto absolutamente que solo sea una opción y no la unica.
Cariños!!!

Vessna said...

Llegué aquí por la recomendación de FUCSIA, y la verdad es que me encantó!
Creo que el matrimonio es más allá de una unión con papeles.
La soltería se vive de distintas formas, pero en tu caso por más que los papeles legales digan que estas soltero, creo que tu no te sientes así.

Al hablar de Mr.D me imagino a Mr. Big de Sex And The City y te juro que los veo caminando juntos, mirandose como enamorados y el amor más puro que pueda existir.

Yo tengo muchos amigos Gays, de todo tipo, locas y no tanto, pero no me molesta que lo sean, por cierto soy feliz de que puedan hacer su vida con alguien, aunque ese alguien sea de su mismo sexo, e incluso han llegado a encontrar algo que yo en mi tiempo de "pololeos" (desde que comencé a tener parejas) no he logrado pillar. ESTABILIDAD

Mala suerte la mía, pero aún me queda camino por recorrer.

:)

guardaré el blog en mis favoritos, y ahora se transformará en rutina leer tu Blog.


Muchos abrazos desde Chile!

Vessna

Anonymous said...

Soy un chileno de 32 años, heterosexual y católico. Acabo de pedirle matrimonio a mi polola y planeo pasar el resto de mi vida con ella y formar una familia. Como muchos, encuentro la felicidad en pequeñas cosas y pienso que nadie tiene derecho de impedirle a dos personas (solteras a la fuerza) como ustedes ser felices de la misma manera que yo aspiro a serlo en el corto plazo.

Mis mejores deseos.
Francisco

Solange said...

Que linda relacion Manuel! mas casados imposibles, solo queda legalizarlo, vamos por eso...
PD: leia los comentarios y pense" Toda la famila SAID escribe? que raro...despues cache era fulanito de tal said u o dijo jajajajaja
besos y abrazos
sol Diuana